martes, 17 de febrero de 2015

jueves, 29 de enero de 2015

La Casa de Cartón

Yo te amo porque tú no amas. 
Tu pequeñez me orienta la esperanza en la búsqueda de la dicha.
Si tú crecieras como los árboles, yo no sabría qué desear.
Tú eres la medida de mi gozo. Tú eres la medida de mi deseo.
Detrás de todas las muertes, está el júbilo de reencontrarte en los paraísos terrenales.
Amor... cosa pequeña que no crece nunca.
Si un lucero cayera, tú lo recogerías, y te quemarías las manos.
Mi amor no ha caído del cielo, y por eso no lo recoges.
Eres tonta y linda como todas las mujeres. 
Tú ríes, y tu risa me reconcilia con la noche.
¿Por qué no me amas? Sencillamente me abandonas al viento que pasa, y la hoja que cae y el farol que alumbra, como si al perderme nada perdieras. Y mi amor a esta hora es lo único que te es atento. 

Ahora nada inquietas sino mi amor que te sigue como tu sombra, queriendo verte los ojos. 
Ámame, aunque mañana, al despertar, ya no me recuerdes. Ámame, la hora te lo exige. ¡Ay de quien no obedece al tiempo!
Ramón Rafael de la Fuente Benavides
AKA Martín Adán
Info aquí!


sábado, 24 de enero de 2015

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...